Buceo en L´Escala – Salt del Pastor

COSTA DEL MONTGRI – 10 SEPTIEMBRE 20

Finalizada la temporada veraniega en la costa Brava, este año en circunstancias poco usuales, y con la marcha de los últimos turistas que con pereza vuelven a sus residencias habituales, recupera la paz y tranquilidad la costa del Montgrí.

En estas circunstancias privilegiadas, y aún no satisfechos de las muchas  inmersiones realizadas durante el verano aprovechando la buena temperatura del agua de esta época, nos reunimos para satisfacer, una vez más, nuestra gran afición submarina.

El punto de encuentro es el centro de buceo Dive Paradís, en L’Escala, donde Jonathan y Hannah nos reciben y preparan la logística de botellas para embarcarnos y navegar hasta el punto de inmersión del Salt del Pastor. Con Herminio, Barquet, Paleanci y algunos más nos hemos encontrado en el restaurante de delante, cogiendo fuerzas con un buen bocadillo de jamón, lomo o, los más valientes, de tortilla de jamón mientras los pueblerinos comentaban sobre la posible marcha de Messi.

Partiendo del port de L’Escala y navegando hasta el punto de inmersión con una mar completamente plana identificamos las paredes, calas y acantilados que se avistan y las distintas inmersiones que por allí se pueden hacer: Illa Mateua, la Punta Grossa de Cala Montgó, las Tres Coves… Rápidamente llegamos a la boya donde empieza la inmersión, nos amarramos junto a la neumática de Viki y Álvaro que realizarán la inmersión con nosotros.

Después del briefing previo y de acordar las parejas de buceo empezamos el descenso con una buena visibilidad por el cabo guía. El fondo se compone por distintas rocas encajadas formando cavidades y un montón de grietas donde encontramos varias langostas, algún sargo, grandes meros y algún tímido pulpo. No podían faltar las morenas que con su amenazadora mandíbula nos daban la bienvenida al fondo.

Después de que pasar todos por una pequeña gruta, nos vamos dispersando, dando tiempo a la arena levantada a volverse a depositar en el fondo. De repente, de entre una grieta, aparece Paco que rápidamente se vuelve a esconder entre gorgonias en busca de más fauna. Cada grupo va descubriendo el interior de distintos túneles y formas creados por la erosión del mar al largo de los años, donde encontramos diversa fauna y formas en las piedras con que entretenernos.

Cuando nuestro manómetro nos lo indica, y con la ayuda de la brújula, enfilamos la vuelta al barco. El grupo de Martín y Pere es el último en salir del agua, han localizado el antigua ancla que les habían contado muy cerca de nuestro fondeo, y que nos ha pasado por alto al resto. Es momento de comentar la inmersión con los demás compañeros mientras Andreu nos desamarra del punto de fondeo y volvemos a puerto, con la mar ya más picada y con algo de hambre.

Ya en tierra firme, después de recoger y lavar nuestros útiles entre las bromas de Iban, entramos en el restaurant comentando las anécdotas ocurridas, dispuestos a dar por finalizada la jornada con una buena comida.

Autor: Bernat Costell

MAS IMAGENES DE LA SALIDA: (Clicar aquí)